Inflación se desacelera más de lo esperado; se ubica a 7.12%: Inegi

Ciudad de México. En la primera mitad de marzo, los precios al consumidor en México se desaceleraron por cuarta quincena consecutiva, apoyado por el descenso en productos agropecuarios y energéticos; mientras que otros servicios, excluyendo los precios de vivienda y educación, mantienen sus incrementos, revelaron datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La inflación general de la primera quincena de marzo volvió a sorprender a la baja, al ubicarse en 0.15 por ciento, por debajo del consenso del mercado que esperaba un aumento de 0.26 por ciento, con ello, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) descendió de 7.48 por ciento anual de la segunda quincena de febrero a 7.12 por ciento en la primera mitad del tercer mes del año. Así, la inflación anual se desaceleró por cuarta quincena consecutiva.

De acuerdo con datos del Inegi, la inflación general registró su tasa anual más baja desde la segunda quincena de enero de 2022, pero acumula 49 quincenas por arriba del nivel máximo del objetivo de estabilidad de precios del Banco de México (de entre 3.0 y 4.0 por ciento).

Los productos agropecuarios descendieron 0.47 por ciento en los primeros 15 días de marzo, para ubicarse en 8.11 por ciento anual; mientras que los energéticos descendieron 0.42 por ciento quincenal, y 1.03 por ciento anual. En tanto, los otros servicios (que incluye loncherías, fondas y taquerías, restaurantes y similares, mantenimiento de automóvil, consulta médica y servicios turísticos en paquete, entre otros) reportó una inflación quincenal de 0.59 por ciento y 7.70 por ciento anual, lo que éste rubro contribuyó de manera importante en el incremento de los precios al consumidor en el periodo de referencia.

Por su parte, la inflación subyacente, la que determina la trayectoria de la inflación general en el mediano y largo plazo, fue de 0.30 por ciento quincenal, en línea con las expectativas del mercado. Mientras que en su medición anual, ésta que excluye elementos volátiles como los alimentos y la energía, se desaceleró a 8.15 por ciento, mostrando tres quincenas de descensos, pero sumó 49 por arriba del límite superior objetivo.

La inflación anual de mercancías fue de 10.26 por ciento; alimentos, bebidas y tabaco, 13.20 por ciento; vivienda, 3.50 por ciento.

En tanto, la inflación quincenal no subyacente, que incluye productos agropecuarios y energéticos, fue de menos 0.31 por ciento, con lo que la anual bajó de 5.37 a 4.15 por ciento de la segunda quincena de febrero a la primera de marzo. El descenso de la inflación anual de agropecuarios y de productos energéticos explica la desaceleración de la no subyacente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s